GALAXY S8 CONFIRMA SU NUEVA TENDENCIA DE PANTALLA

Los amantes de la tecnología y el mundo Android tienen su atención puesta en el nuevo dispositivo de Samsung lanzado hace más de un mes: el Galaxy S8. Aunque realmente existían pocas expectativas sobre la venta de este nuevo celular por motivo del escándalo mundial protagonizado por el Galaxy Note 7, dispositivo creado por esta misma marca que causaba explosiones por baterías defectuosas, lo cierto es que ya ha logrado vender más de 5 millones de unidades en todo el mundo, robándose las miradas de todos los críticos de tecnología.

Los múltiples comentarios han salido a la luz, y con ellos los pros y los contras del nuevo Galaxy S8. Muchos hablan de Bixby, el asistente personal, otros de la posición del lector de huellas, de la cámara… en fin, de cada una de sus características. Pero lo que sin duda ha llamado la atención de todos y ha sido tema de contenido en muchos medios ha sido la confirmación de que las pantallas sin bordes laterales han llegado al mercado para quedarse.

Para nadie es un secreto que la relación pantalla/usuario cada vez es más grande. Según estudios, un usuario promedio que dura 2,42 horas diarias interactuando con su dispositivo, puede llegar a tocar la pantalla de su celular hasta 2.617 al día; mientras que un usuario activo, que dura 3,75 horas al día, puede alcanzar un total de 5.427 toques; esto es una gran muestra de que un gran porcentaje del tiempo diario está invertido en la interacción con los Smartphones.

Los celulares hacen parte de nuestra vida, y el nuevo reto para sus creadores consiste en diseñar dispositivos que contengan pantallas más grandes que permitan realizar múltiples tareas, pero con un tamaño que permita también guardarlos en el bolsillo.

Sin duda la mejor respuesta a dicha necesidad ha sido la reducción de biseles laterales y botones en el diseño. Los bordes donde antes habían botones, altavoz y cámara frontal, han sido eliminados o reducidos para darle un mayor espacio a la pantalla.

INICIOS DE LA TENDENCIA

Aunque la marca Samsung ha logrado identificar perfectamente dicha necesidad y ha tomado una buena ventaja entre sus competidores, lo cierto es que dicha tendencia inició años atrás con el diseño del dispositivo creado por la empresa japonesa Sharp.

Este dispositivo, llamado Aquos Crystal fue lanzado al mercado en el año 2014 y, aunque no logró el éxito esperado, demostró que era posible el diseño que hoy es admirado por todos.

Mucho después de la aparición de este dispositivo, entró en el mercado el famoso Mi Mix, dispositivo creado por la marca Xiaomi. este celular, que cuenta con una pantalla de 6.4 pulgadas, sin duda dio un gran inicio a la tendencia que hoy es confirmada gracias a la aparición del nuevo Samsung Galaxy S8.

Ahora que el Samsung Galaxy S8 está en la mira de todos, ¡tu aplicación Android también podría estarlo! Aprende a construir aplicaciones desde cero, con diseños e implementaciones que se robarán las miradas del público.