Los NFT son activos que han ganado un gran espacio en el universo digital

NFT: ¿en qué consiste y cómo funciona?

Los NFT están arrasando en el mundo del arte digital y los coleccionables. Por eso tantas personas buscan expandir sus conocimientos en torno a estos activos criptográficos. ¿Preparado? ¡Hemos elaborado esta guía para que conozcas más al respecto!

Cursos de Criptomonedas y Activos Digitales que te pueden interesar

Primero, entendamos qué es un bien no fungible

El concepto de bien no fungible está estrechamente relacionado con la identidad de los NFT. Por este motivo, lo más conveniente es que lo conozcas muy bien y sepas cuál es su diferencia con un bien fungible, para que las cosas te sean más fáciles de aquí en adelante.

En esencia, un bien no fungible es aquel que es único, irreemplazable y no intercambiable; en comparación con un bien fungible, que es exactamente lo contrario. Una vez dicho esto, vamos con un par de ejemplos prácticos para que no te quede ninguna duda.

Imagina que tienes en tus manos un billete de 100 dólares. Se le considera un bien fungible, ya que puedes intercambiarlo por otro (o por varios más pequeños que sumen 100, inclusive) y seguirás teniendo la misma cantidad de dinero; además, se consume o se agota cuando lo utilizas.

Por su parte, un anillo de diamantes es un buen ejemplo de un bien no fungible. Los diamantes, por su naturaleza, tienen diferentes cortes, colores, tamaños y grados, elementos que hacen que ninguno en el mundo sea igual a otro. Entonces, no son intercambiables, y tampoco se consumen al utilizarlos.

Ahora sí, vamos con la definición de NFT

Las siglas NFT significan non-fungible token, o token no fungible si lo traducimos al español, hacen referencia a un activo criptográfico que está alojado en un protocolo de cadena de bloques, conocido como blockchain, y que representa la propiedad de un artículo único.

Viéndolo de otra manera, un NFT funciona como un certificado de autenticidad, que hace constar que el objeto digital al que está asociado es único e irreemplazable. Además, lleva consigo el registro de ciertos datos, como su autor, su valor inicial, y todas las transacciones que se han hecho con él.

Cualquier tipo de archivo digital fácilmente reproducible se puede almacenar como NFT, tal como te mostraremos más adelante. Y aquí es donde, seguramente, te estarás preguntando: ¿por qué pagar por algo que todos pueden tener?

La respuesta es tan sencilla como lógica: los tokens no fungibles tienen como objetivo principal identificar la copia original. En consecuencia, sus dueños pagaron por la exclusividad de tener el artículo legítimo, y no una de las tantas copias que puedan existir en internet.

De hecho, algunos partidarios de los NFT han explicado este fenómeno con lo que llaman la “mentalidad de clic derecho”, haciendo referencia a lo fácil que es duplicar un NFT. Sin embargo, esto no afecta en absoluto su importancia o su valor, y el comportamiento del mercado así lo ha demostrado.

¿Cómo funcionan los NFT?

Como ya sabemos, los NFT son posibles gracias a la tecnología blockchain, que también está detrás de las principales criptomonedas como Bitcoin (BTC) y Ether (ETH).

Si bien es un tema muy extenso, podemos decirte que blockchain es un registro digital de información que se distribuye a través de una red de sistemas informáticos, y que está completamente descentralizado, lo que hace que sea casi imposible infiltrarse o cambiar los datos maliciosamente.

La cadena de bloques es una parte crucial del mercado de criptomonedas, porque permite a los compradores y vendedores saber quién ha tenido un NFT específico.

Generalmente, funcionan bajo el estándar ERC-721, y se almacenan en la cadena de bloques Ethereum. Por consiguiente, el identificador único asociado con un NFT se sitúa en una red segura y distribuida, lo que hace que su propiedad e historial sean seguros y verificables.

Otros datos que debes saber

Un NFT puede ser creado a partir de una extensa variedad de elementos digitales que actúan en representación de objetos materiales o intangibles.

Sin embargo, en lugar de obtener un artículo físico, los propietarios de un NFT reciben un archivo digital y tienen todos los derechos de propiedad del token.

Por lo tanto, los tokens no fungibles solo pueden tener un propietario a la vez. Los datos únicos que cada uno lleva consigo facilitan la verificación y el seguimiento de la propiedad, así como su transferencia a un nuevo comprador.

Además, los propietarios o creadores pueden agregar información a los metadatos de su NFT, como la firma de un artista, una breve explicación del mismo, o los atributos que lo caracterizan.

De igual forma, si el poseedor de uno de estos activos criptográficos no quiere transmitir su nombre real al mundo, puede permanecer bajo seudónimo. Este grado de confidencialidad ha sido un punto a favor para muchos inversionistas.

La aparición de los NFT, sin duda alguna, cambió todo para el mercado del arte digital y el significado de las mercancías digitales. A través de ellos, las empresas y los artistas no solo pueden demostrar la propiedad, sino obtener regalías y vender sus activos digitales con mayor facilidad.

Tipos de NFT

Lo creas o no, Jack Dorsey, el creador de Twitter, vendió el año pasado (en forma de NFT) el primer tuit de la historia por 2.9 millones de dólares. El mensaje fue publicado por él mismo, el 21 de marzo de 2006, y simplemente decía “Just setting up my twttr” o “Solo configurando mi twttr” en español.

Lo que queremos que entiendas con esto, es que la imaginación es el límite a la hora de crear un token no fungible. Aunque se suelen asociar con el arte digital, existen varios tipos diferentes de NFT, y aquí te mostramos algunos de ellos. ¡Presta mucha atención!

Obras de arte

Como dijimos antes, esta es la categoría más popular de NFT que existe, y, por ende, la que mejor se vende. La concepción de estos activos criptográficos es una excelente oportunidad para que los artistas vendan sus mejores obras en internet como si fueran físicas.

En este momento, muchos de los NFT más caros son obras de arte. Por ejemplo, el tan famoso “Everydays: the First 5000 Days” creado por el artista estadounidense Mike Winkelmann (mejor conocido como Beeple), que se vendió por la astronómica suma de 69.3 millones de dólares.

Coleccionables

Los coleccionables han ganado un terreno considerable en el mundo de los NFT. Esencialmente, son lo mismo que los coleccionables físicos, como las tarjetas de béisbol o los juguetes antiguos en perfecto estado, pero en forma digital.

En este sentido, los más populares son Bored Ape Yacht Club, una colección de 10,000 avatares de simios, cada uno con características únicas; y Cryptopunks, también un conjunto de 10,000 imágenes de arte pixeladas, pero que incluyen diseños con humanos, zombies, extraterrestres y simios.

Grandes momentos deportivos

Otra forma en que se han utilizado los NFT, es capturando momentos deportivos memorables en forma de videos cortos. Esto no tiene un equivalente físico, pero su importancia histórica es la que ha llamado la atención de los entusiastas de los deportes y adictos a la tecnología.

Por ejemplo, un NFT con la repetición de una espectacular jugada desde media cancha que LeBron James hizo con el equipo de Los Ángeles Lakers, en el año 2020, se vendió por 208,000 dólares.

Entradas para eventos

La aparición de los NFT ha traído consigo varias innovaciones en la forma en que se realizan las transacciones cotidianas, y la emisión de boletos no se ha quedado atrás.

Las entradas para eventos, como conciertos y festivales de música, se pueden acuñar ahora en plataformas blockchain, y luego los organizadores pueden subastarlas o venderlas a un precio fijo.

Esto facilitaría la verificación de las entradas y la identidad de las personas, reduciría significativamente las falsificaciones, y agregaría una sensación de recuerdo al portador del mismo, porque los boletos también se pueden almacenar y revender como artículos de colección.

Artículos de videojuegos

Como es lógico, estos no son videojuegos convencionales, sino que están basados en NFT, y alientan a los usuarios a ganar mientras juegan. En ellos, los jugadores pueden obtener diversas recompensas, que van desde criptomonedas, activos digitales de distintos tipos, e inclusive otros tokens no fungibles.

Seguramente, al menos una vez, has escuchado hablar sobre Axie Infinity. Es un juego que tiene como protagonistas a unas mascotas digitales llamadas “axies”, las cuales puedes comprar, vender, criar e intercambiar, así como ponerlas a luchar contra otras. A menudo llamado como el “Pokémon de los NFT”.

Memes

Incluso los memes clásicos que vemos todos los días en las redes sociales han sido vendidos en forma de NFT por cifras realmente altas. Por ejemplo, el “Doge”, que representa a un perro de raza Shiba Inu, fue vendido en junio del año pasado por ¡4 millones de dólares!

Otros ejemplos destacados incluyen a “Chica desastre”, una imagen inocente de una niña que posa frente a una casa que fue destruida por un incendio; “Mala suerte Brian”, un chico pelirrojo con aparatos de ortodoncia; y “Grumpy Cat”, una gata con cara de pocos amigos.

¿Por qué se han vuelto tan populares?

Como has podido notar, los NFT se utilizan en numerosas industrias. Son varias las características que explican su popularidad, y te las mencionamos a continuación:

  • Los datos completos del token no fungible se almacenan de forma segura en blockchain, lo que significa que nunca se pueden eliminar, destruir o replicar, sin importar lo que pase.
  • La sensación de escasez juega un papel clave en este tipo de activos criptográficos. Esto da como resultado que los compradores se interesen en NFT específicos y oferten más por ellos, porque saben que no encontrarán otro igual.
  • Son completamente indivisibles, lo que significa que no se pueden dividir en denominaciones más pequeñas, a diferencia de otras criptomonedas como el Bitcoin.
  • Gracias a la forma en que opera la tecnología blockchain, los NFT pueden rastrearse fácilmente hasta su propietario real, eliminando la necesidad de verificación de terceros para siempre.

Su relación con las criptomonedas

Aunque difieren en varios aspectos, los NFT y las criptomonedas tienen una relación estrecha en el ámbito tecnológico. Ambos se basan en la tecnología blockchain, y utilizan innovaciones y estándares similares. En consecuencia, a menudo atraen a personas con los mismos intereses.

Los tokens no fungibles se pueden considerar un subconjunto de la cultura criptográfica y, en general, necesitan formas criptográficas de dinero para ser intercambiados. Es decir, no podrás comprarlos con dinero fiat (en pocas palabras, el dinero que usamos de forma cotidiana, como el dólar o el euro).

Adicionalmente, otra característica que comparten los NFT y las criptomonedas es la descentralización. En este sentido, siguen sin estar regulados por los gobiernos y los bancos centrales, aunque se han realizado esfuerzos para intentarlo.

La volatilidad, por último, también supone una semejanza entre estos activos criptográficos. Donde difieren, sin embargo, es donde se determinan sus valores. El valor de un NFT depende del valor de los activos, mientras que el valor de las criptomonedas depende de la fluctuación del mercado.

Cerremos con un ejemplo

Definamos la relación que existe entre los NFT y las criptomonedas asociándolos a un metal precioso, como puede ser el oro.

Puedes intercambiar el oro en igualdad de condiciones, y su precio sube o baja de acuerdo a la demanda que exista en el mercado, aspectos que caracterizan a las criptomonedas.

Sin embargo, puedes fundirlo y hacer una joya o pieza de arte única. En este caso, no solo tendrá valor como un metal precioso, sino que será un objeto único que no se puede intercambiar por otro, y que valdrá lo que el vendedor esté dispuesto a recibir o el comprador tenga intención de pagar.

Hasta aquí nuestro recorrido por el mundo de los NFT, un tema por demás fascinante y que es necesario conocer a fondo de cara a lo que será el futuro en materia tecnológica.

¿Te gustaría seguir aprendiendo al respecto? No puedes perderte nuestro curso de Fundamentos del Trading en Criptomonedas, donde verdaderos expertos te darán todas las herramientas necesarias para saber cómo operar con estos activos criptográficos.

Carreras de Criptomonedas y Activos Digitales que te pueden interesar

No hay Cursos relacionadas a Criptomonedas

Certifícate en Criptomonedas

Certifícate en Criptomonedas