El blockchain tiene una relación directa con el mundo cripto, pero también se usa en marketing y otras áreas.

¿Qué es el blockchain?

Si te estás introduciendo en el mundo cripto, pero aún no entiendes en profundidad qué es la tecnología blockchain, entonces llegaste al lugar indicado. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el tema.

Cursos de Criptomonedas y Activos Digitales que te pueden interesar

¿Qué es el blockchain?

Blockchain es una base de datos formada a través de un conjunto de tecnologías que permiten la transferencia de un valor o activo sin intervención de terceros.

En este sentido, lo que plantea de novedoso es, justamente, que la autenticidad de dicha transacción no es verificada por un tercero, como podría ser, dentro de la red bancaria tradicional, el organismo financiero estatal, sino que lo hace la red de nodos.

Estos nodos no son más que computadoras conectadas a la red que, a través del consenso de todos los participantes, permiten el almacenamiento de información de forma transparente y segura.

¿Cómo funciona?

Ahondando un poco más en el concepto de blockchain, su nombre deviene de la traducción de cadena de bloques.

Estos bloques en cadena contienen información codificada de una transacción en la red y, al estar entrelazados, permiten la transferencia de los distintos datos. Los datos son seguros porque están codificados dentro de una criptografía confiable.

Esta información que viaja, al estar distribuida en múltiples nodos independientes pero iguales entre sí, es examinada y validada sin la necesidad de un tercero.

Una vez que esta información es introducida, no puede ser eliminada. Dado que los bloques están entrelazados, la modificación de uno dependería de la modificación del anterior y así sucesivamente.

Lo único que puede hacerse, en todo caso, es agregar información nueva, mas no modificar la previamente anexada.

Por otro lado, cada bloque, que agrupa varias transacciones confirmadas en sí mismo, está formado por los siguientes elementos:

  • Un código alfanumérico que enlaza con el bloque previo;
  • Un paquete de transacciones;
  • Otro código alfanumérico que estará enlazado al bloque siguiente.

Cada uno de estos bloques se agrega a la cadena a través de lo que se conoce como un hash. Este es un fragmento de código generado a partir de distintas operaciones matemáticas que actúan como huella digital, lo cual lo hace único.

Sin embargo, estos códigos no siempre están formados de la misma manera para todas las criptomonedas. Por ejemplo, el Bitcoin presenta una huella de 64 dígitos, mientras que otras monedas variarán la cantidad de números o símbolos.

De todos modos, la utilización y participación en estas transacciones no necesariamente precisa un entendimiento tan profundo de su tecnología interna, aunque siempre es bueno conocer lo máximo posible.

¿En qué se utiliza esta tecnología?

Si bien esta tecnología se ha hecho más conocida a través de la popularización del Bitcoin, y luego de otras criptomonedas, en realidad es utilizada en muchísimos ámbitos más. De hecho, existen blockchain para, por ejemplo, visibilizar la cadena de suministro de distintos productos.

Sin ir más lejos, es también utilizada en los ámbitos científicos o políticos. Dentro de este último, en cuanto al proceso electoral, puede ser muy beneficioso, ya que sirve para generar un conteo de votos descentralizado y, consecuentemente, objetivo.

Aquí va una lista de los ámbitos en donde esta tecnología es aplicada:

  • Industria alimentaria, sobre todo en giros de tipo cárnico;
  • Logística, en el rubro del transporte de mercancías;
  • Turismo, para identificación de pasajeros, equipaje y pasaportes;
  • Seguros, sobre todo en la sindicación de riesgos entre profesionales;
  • Industria musical, asociada al mercado de los derechos de autor;
  • Salud, historiales médicos y registros médicos;
  • Procesos electorales, para evitar el fraude electoral;
  • ONGs, en la recaudación de fondos anónimos;
  • Redes sociales, para crear un sistema de compra/venta descentralizado.

A sabiendas de esto, podemos concluir en que este tipo de tecnología no solo es una de las más innovadoras de los últimos tiempos, sino también confiable, transparente, democrática y segura.

¿Cómo y por qué nació el blockchain?

A decir verdad, existen tres elementos claves que le dan nacimiento al blockchain como método de intermediario en distintas transacciones:

1. La pérdida de confianza

Claro está que la existencia de un intermediario en cualquier tipo de transacción se da debido a la falta de confianza entre las dos partes involucradas.

En este sentido, el crecimiento del mercado en la era digital y la necesidad de poder crear un sistema fiable para asegurar las transacciones con la debida confianza, son un puntapié elemental en el nacimiento del blockchain.

2. Los cyberpunks

Así son denominados aquellos que conforman un movimiento en pos del uso de criptografía y tecnología para proteger la privacidad de las personas individuales.

En este moderno mundo de la información, los cyberpunks han sido pioneros en esparcir la idea sobre la importancia de los datos de los usuarios y la protección de los mismos.

Así, la falta de privacidad y las comunicaciones pocos seguras terminaron por crear un movimiento que defiende la libertad de expresión y resiste ante la pérdida de privacidad, punto clave en la conformación y funcionamiento de la tecnología blockchain.

Sí, las transacciones dentro de este mundo son, justamente, anónimas. Es decir, hay una confianza fuerte, pero al mismo tiempo desconocimiento y protección de la identidad y datos de los usuarios.

3. La criptografía

Último pero no menos importante, el desarrollo de la criptografía en el mundo de la programación ha sido un pilar infaltable en el esparcimiento de las blockchain.

Así se ha hecho posible proteger, a partir de la encriptación, toda la información subyacente y, además, a gran escala, en grandes redes de computadoras.

Más allá de esto, la tecnología blockchain en sí misma tiene un claro origen ligado al cripto y su consolidación se atribuye a una entidad desconocida en 2008: Satoshi Nakamoto, un individuo o grupo de individuos que la lanzaron como un libro de contabilidad público de transacciones de Bitcoins.

En ese momento el objetivo era poder sellar el tiempo de un documento digital para que nadie pudiera manipularlo. Así se solucionaban los problemas relacionados a los registros dobles y aseguraba transacciones confiables sin intermediarios externos.

¿Qué tipos de blockchain existen?

Existen tres tipos distintos de blockchain:

1. Blockchain públicas

Este tipo de blockchain son accesibles para cualquier usuario del mundo que tenga una conexión a Internet y una computadora. Ejemplos de este tipo de cadenas son Bitcoin y Ethereum, siendo de las más populares.

2. Blockchain privadas

Este tipo de cadenas no están abiertas al público general, sino que necesitan invitación para poder hacer transacciones a través de ellas. El ejemplo más conocido de esta clase de blockchain es Hyperledger, creada por Linux.

3. Blockchain híbridas

Estas, como indica su nombre, se basan en una especie de combinación de las dos primeras. En este caso, los nodos participantes deben ser invitados, sin embargo, las transacciones son de carácter público.

En simples palabras, las transacciones son visibles para todos, pero quienes mantienen la seguridad de la blockchain deben ser invitados.

¿Qué ventajas aporta esta tecnología?

Lo cierto es que la tecnología blockchain presenta una larga lista de beneficios y ventajas para sus usuarios, aquí te van:

1. Control del usuario

Las transacciones hechas a partir de estas cadenas recae únicamente en manos de los usuarios y los desarrolladores.

Esto es lo que evita, como bien veníamos diciendo, la intervención de terceros que puedan, por ejemplo, acceder a los datos, comercializarlos o cederlos con fines lucrativos.

De hecho, esto es lo que ocurre en la mayoría de redes sociales, donde los datos privados son un negocio en manos de pocos.

2. Almacenamiento descentralizado

Toda la información que se encuentra dentro de estos bloques está distribuida alrededor de servidores individuales de todo el mundo.

Por lo tanto, si el sistema sufriera un ataque maligno, como un hackeo, solo se verían afectados una parte de los datos y no, por el contrario, la red entera. Esto es lo que da mucha más seguridad, ya que es imposible atacar todos los servidores a la vez.

3. Fiabilidad

Aunque muy relacionada con el punto anterior, la fiabilidad es una consecuencia directa de este método de transacción.

Sin ir más lejos, el Bitcoin, la criptomoneda más popular del mundo, ha visto su funcionamiento sin interrupciones significativas desde 2009.

De hecho, la mayoría de problemas reflejados en ella han sido a causa de la piratería o la mala praxis, más no de un problema de seguridad.

4. Transparencia

Siendo prácticamente una ideología, la tecnología blockchain es casi en su totalidad de código abierto.

Lo que quiero decir esto es que otros usuarios y desarrolladores pueden modificarla y mejorarla con total libertad. Además, dado que todos participan del proceso, alterar datos es muy difícil, ya que cualquier otro usuario podría percatarse fácilmente y denunciar o corregir lo sucedido.

5. Reducción de costos

Dado que las operaciones pueden ser completadas sin la necesidad de un tercero, papel tradicionalmente encabezado por las entidades bancarias, el pago de las comisiones es mucho menor.

6. Agilización

Las operaciones son mucho más ágiles ya que el blockchain, al estar manejado por personas en todas partes del mundo con distintas franjas horarias, funciona las 24 horas de los 365 días del año.

Es muy común que una entidad bancaria tradicional tarde desde horas hasta días en completar una operación, mientras que a través de las blockchain será prácticamente inmediato.

Plataformas populares de blockchain más allá del Bitcoin

Aunque la más popular sea el blockchain de Bitcoin por ser, básicamente, la pionero, existen muchísimas otras que vale la pena conocer para poder elegir con mayor información en el caso de querer desarrollar o transaccionar a través de ellas.

Aquí te mostramos una lista de las 8 plataformas de blockchain más conocidas y utilizadas por los usuarios, adicionales al Bitcoin:

1. Ethereum

Ethereum es una de las plataformas blockchain más antiguas, junto al Bitcoin y, además, es muy estable y consolidada. Su criptomoneda es más bien conocida bajo el nombre de Ether o ETH.

Su plataforma presenta cadenas totalmente descentralizadas y cumple eficazmente con las reglas de los contratos inteligentes.

Sin embargo, dentro de sus contras podemos destacar que el procesamiento es relativamente lento y las tarifas de transacción pueden ser un poco altas.

En este momento están innovando a partir de la creación de aplicaciones descentralizadas de todo tipo, ya que, además, cuentan con más de 250 desarrolladores. Estas aplicaciones se llaman DApps y ofreceran desde carteras hasta juegos.

2. Ripple

Ripple se apoya más en la revolución digital y, actualmente, se centra en el desarrollo de aplicaciones financieras dentro de su plataforma.

Muy temprano, en el año 2012, había establecido su propia plataforma en donde construyó una red blockchain para empresas vinculando intercambios de activos digitales, bancos y proveedores de pagos.

La criptomoneda nativa de esta plataforma se llama XRP y de ella se puede esperar una transparencia total.

3. Cardano

Esta es una plataforma blockchain de última generación que se basa en contratos inteligentes.

Dentro de su plataforma, las transacciones son verificadas solo por los participantes de la red y, a diferencia de otras plataformas, no deben ser verificadas en cada nodo.

4. Stellar

Centrada en el sector financiero, es una cadena de bloques de red abierta con la cual varios bancos han comenzado a experimentar para mejorar el flujo de sus servicios. Además, también ofrece seguridad y transparencia.

Si una empresa está buscando transacciones rápidas a través de una red descentralizada, Stellar es una gran opción a la que acudir.

5. Hyperledger Fabric

El fuerte de esta plataforma está en los diseños versátiles para aplicaciones industriales en softwares complejos.

Fabric es, en realidad, la red de redes. Todas las empresas quieren tener la certeza de mantener sus datos privados, y Fabric es el indicado para este tipo de desafíos.

6. EOS

Esta plataforma tiene muchas características parecidas a Ethereum y Bitcoin, por eso muchos dicen que podría ser una especie de versión extendida.

EOS se dedica al desarrollo de DApps y proporciona contratos inteligentes, alojamiento para DApps y almacenamiento descentralizado para empresas con problemas de escalabilidad.

En resumen, se puede tranquilamente crear una aplicación de finanzas en EOS de manera relativamente sencilla a un costo menor que en otras plataformas.

7. Corda

Corda es una plataforma de código abierto donde los desarrolladores crean soluciones autorizadas.

Los costos de transacción y el mantenimiento de los registros se ven considerablemente reducidos porque todos los procesos comerciales están optimizados.

Todas las aplicaciones creadas en Corda se conocen bajo el nombre de CorDApps y estas son altamente escalables en distintos sectores como finanzas, seguros, energía, salud y más.

8. Tron

Tron es otra plataforma blockchain descentralizada que tiene como objetivo, directamente, crear una web descentralizada.

Tron es capaz de manejar 2000 transacciones por segundo. Esto, comparado con, por ejemplo, PayPal, es más que suficiente. Sin contar que, además, sus tarifas de transacción son sin cargo.

Actualmente, Tron es la cadena pública de mayor crecimiento. Algunas de sus características más destacables son el alto rendimiento, la gran escalabilidad y la compatibilidad con EVM (Ethereum Virtual Machine), parte del ecosistema de blockchain de Ethereum.

En resumen, estas plataformas asociadas a las finanzas que se basan en tecnología blockchain son opciones más que óptimas para administrar un negocio moderno o inversiones particulares.

Claro está que la elección deberá ser en base a las necesidades de cada usuario. Sin embargo, son todas confiables y destacadas en sus particularidades.

¿Cuál es la diferencia con una base de datos?

Si llegaste hasta acá ya deberás comprender que la tecnología blockchain, aunque se usa popularmente para generar transacciones monetarias con criptomonedas, en realidad es mucho más que eso.

Su estructura permite que sea aplicada a diversos ámbitos porque, justamente, lo innovador es su funcionamiento, conformado por la seguridad, la democracia, la privacidad y la inmediatez.

Sin embargo, para muchos, y con gran sentido, puede ser confundida con el concepto de base de datos. Y aunque pueden ser parecidas, no son exactamente lo mismo.

Una base de datos recopila una gran cantidad de información y la organiza en un formato que permite a los usuarios modificar de forma abierta, siempre y cuando esta sea de código abierto.

Por el contrario, la tecnología blockchain, si bien recopila datos, lo hace en forma de bloques con una capacidad de almacenamiento específica. Cuando un bloque se encuentra lleno, se pasa al siguiente.

Es decir, todos los registros nuevos quedan anexados al anterior y, a diferencia de una base de datos, tiene muchos dueños, no uno solo como suele suceder con las bases tradicionales.

Justamente de allí viene su nombre de descentralizado, no existe un centro que controle la cadena de bloques.

La diferencia yace, principalmente, en el funcionamiento que, de alguna manera, modifica el fin y la perspectiva.

¿Qué términos claves asociados al blockchain debes conocer?

Aunque previamente hemos hablado un tanto sobre la conformación de los bloques y las cadenas, aquí te va una lista de los elementos particulares que, en suma, dan por resultado la existencia de una blockchain y su contexto:

Bloques

Como mencionamos anteriormente, una cadena está compuesta de bloques que, a su vez, contienen datos o registros. En este sentido, el primer bloque de la cadena, es decir, el que le da su nacimiento, se denomina Bloque Génesis y todos los siguientes también contienen registros válidos codificados y, por supuesto, con su hash.

Hash

Así se denomina a la huella digital única que identifica cada bloque. En simples palabras, es un código creado utilizando una función matemática conformado, generalmente, por números y letras.

En este sentido, si un atacante cambia los datos de un bloque, su hash cambia, pero el siguiente bloque seguirá teniendo el hash original. Eso hace que, automáticamente, los siguientes se hagan inválidos y la amenaza rápidamente rastreable.

Activos

Los activos, dentro de la economía general, pueden ser tangibles (tales como casas, terrenos o bienes materiales) o intangibles (como servicios, patentes o derechos).

En este caso, dado que hablamos de criptomonedas, el dinero se vuelve un activo intangible. Aunque es importante destacar que, mediante la tecnología blockchain, no son solo criptomonedas lo que puede adquirirse, el panorama es mucho más amplio.

P2P

Estas siglas hacen referencia al inglés de Peer-to-Peer que, traducido al español, sería Red distribuida de igual a igual: justamente el funcionamiento de la red de bloques en la tecnología blockchain.

Todo el mundo tiene acceso y cada computadora que se suma a la red se convierte en un nodo de la misma.

Participantes

Aunque parezca obvio, la tecnología blockchain no puede funcionar sin los participantes de la misma. De hecho, existe gracias a ellos.

Un participante puede ser bien un individuo como una compañía o una institución. En este sentido, los participantes que tengan una copia completa de la cadena serán considerados nodos, los demás tan solo usuarios.

Transacciones

Las transacciones son la forma en la que se registra cualquier modificación subyacente a la blockchain. Es decir, los cambios de permisos entre usuarios, las emisiones de certificados o el envío de transferencias económicas.

En resumen, una transacción, en el sentido amplio, plantea las reglas a seguir y completar para que el proceso sea eficaz.

¡Ahora sí! Ya tienes la guía completa sobre tecnología blockchain y puedes adentrarte en este mundo sabiendo todo lo necesario.

Sin embargo, repasemos un poco: la tecnología blockchain no es una criptomoneda. Esto es importante porque muchos suelen creer eso, y claro, el error es común porque están íntimamente ligadas.

Sin embargo, las blockchain representa una forma de transaccionar mediada por una tecnología que, como hemos desarrollado, plantea una interacción segura, anónima, rápida, económica, fiable y democrática.

La novedad está, justamente, en esta nueva forma de relacionarse dentro del ciberespacio que plantea nuevas y modernas reglas del juego y en donde todos los participantes están íntimamente involucrados.

Sobre todo, lo que brinda la tecnología blockchain es la ausencia de terceros, y esto, como hemos visto, presenta ventajas variadas, como reducción de los costos y mayor privacidad.

Y tú, ¿Qué estás esperando para seguir indagando en este mundo? ¿Tienes alguna plataforma blockchain favorita? ¿Quieres modernizar tus finanzas e inversiones?

Si quieres saber aún más sobre el mundo cripto, te recomendamos nuestro curso en Fundamentos de Criptomonedas y Blockchain dictado por verdaderos expertos.

Carreras de Criptomonedas y Activos Digitales que te pueden interesar

No hay Cursos relacionadas a Criptomonedas

Certifícate en Criptomonedas

Certifícate en Criptomonedas