La motivación empresarial es clave para los resultados

8 formas de mejorar la motivación empresarial

La motivación empresarial es clave para lograr objetivos, impulsar el sentido de pertenencia y la creatividad y mejorar la imagen corporativa, entre otros aspectos. Pero, ¿cómo incentivar a tu equipo? ¡Sigue leyendo para descubrilo!

Cursos de Desarrollo Profesional que te pueden interesar

8 formas efectivas de mejorar la motivación empresarial

Mantener permanentemente la motivación de un equipo es una labor que requiere de conocimientos y dedicación. Estas son las técnicas que tienes que poner en práctica:

1. Reconoce los logros de tu equipo

Los buenos líderes saben que reconocer los logros de su equipo es fundamental para mantener la motivación de todos. Al mismo tiempo, se crea mayor sentido de responsabilidad y compromiso.

Además, esta simple acción te ayudará a retener al talento humano, generar bienestar emocional en el personal, aumentar el entusiasmo y fomentar el aprendizaje constante.

Para reconocer los logros del personal puedes:

  • Dar las gracias verbalmente;
  • felicitar a través de un correo electrónico;
  • otorgar recompensas como estudiar carreras cortas;
  • grabar vídeos para destacar a los mejores trabajadores.

Las posibilidades son muchas, solo tienes que encontrar la que se adapte a la dinámica de la compañía.

2. Impulsa la identidad corporativa

Lograr que el personal perciba identidad corporativa es clave en la motivación. De esta manera el equipo se siente parte de la empresa, no la ven solo con el lugar de trabajo, sino que es importante para su vida y para el crecimiento profesional.

Un fuerte identidad corporativa puede, incluso, suplir las carencias y fallas que haya dentro de la compañía.

La identidad corporativa está diseñada para mejorar la imagen empresarial dentro y fuera de la organización. Por ello, se convierte en clave de la motivación.

Pregúntate: ¿quién no quiere pertenecer a una marca que destaca en su sector?

Y no solo se trata de lograr estar dentro de la compañía, sino que una vez alcanzado ese objetivo se pueda crecer profesionalmente.

A esto debe apuntar tu estrategia motivacional usando la identidad corporativa como punto focal.

3. Aplica técnicas de coaching

El coaching es una de las técnicas motivacionales en tendencia dentro de las organizaciones.

No podía ser de otra manera, porque gracias a ello se impulsan liderazgos, aumenta la creatividad, se alcanzan objetivos y mejora la productividad.

El coaching empresarial involucra a los empleados en todos los procesos de la compañía, los ayuda a ser más efectivos, mejora la adaptabilidad, lograr mejores competencias profesionales y se ha convertido en una pieza fundamental para la retención de talentos.

Si quieres aplicar técnicas de coaching que te ayuden en la motivación empresarial, toma nota, porque aquí te dejamos las mejores:

  • Practica la escucha activa;
  • Reconoce el progreso de los empleados;
  • Realiza preguntas reflexivas;
  • Genera conexión emocional;
  • Promueve un Feedback constructivo.

4. Considera el teletrabajo

Si diriges una empresa y aún no consideras el teletrabajo, ¡es momento de hacerlo!

Necesitas saber que el 77% de las personas que trabajan de forma remota aseguran que son más productivos cuando realizan sus funciones desde casa.

La mayoría de las personas valoran los empleo en el que pueden equilibrar la vida profesional y personal. El teletrabajo es la forma adecuada para lograrlo y, por lo tanto, motivar a los miembros de tu equipo.

Sin embargo, el cambio puede ser un poco abrumador. Por esto, la recomendación es implementar trabajos en línea paso a paso.

Puedes empezar con uno o dos días a la semana, así haces un seguimiento para determinar si se cumplen los objetivos y cuál es la mejor manera de aplicar el home office a tu compañía.

5. Delega responsabilidades

Cuando delegas responsabilidades a los empleados, estos se sienten parte de la empresa, se motivan a dar lo mejor de su talento para lograr las metas planteadas y, además, entienden la confianza que les has depositado.

Delegar responsabilidades mejora la satisfacción laboral y esto es directamente proporcional a la productividad.

Los líderes deben lograr que todos los miembros de un equipo se consideren parte de un gran engranaje y se contagien con las ganas de remar todos en una misma dirección.

Cuando les entregas responsabilidades importantes, ellos se sienten parte fundamental de la estructura empresarial y es eso lo que necesitas lograr.

6. Crea un ambiente agradable

El ambiente laboral incide de forma directa en la productividad de la empresa. Si quieres que tus empleados estén motivados constantemente, necesitas espacios y relaciones en las que se sientan a gusto.

Resulta indispensable reducir el estrés, la falta de comunicación y malos entendidos. Para motivar al personal, tienes que crear un buen clima organizacional. Además, aportará beneficios como:

  • La comunicación será más asertiva;
  • Se promoverá el respeto;
  • Facilitará las relaciones entre los compañeros;
  • Mejorará la creatividad;
  • Aumentará el interés por cumplir con los objetivos de la empresa;
  • Se reducirá el ausentismo laboral;
  • Tendrás trabajadores con mejor estado de ánimo.

La motivación y el buen clima laboral van de la mano. Juntos son clave para mejorar el posicionamiento de una marca en el mercado.

7. Fomenta la comunicación

Una buena comunicación es el soporte de cualquier estrategia que establezcas para mejorar la motivación de un equipo y es vital para todos los procesos de la organización.

Sin la comunicación, es imposible la existencia de un entorno social. Al ser un proceso innato de la humanidad, comunicarse de forma efectiva puede marcar la línea que divide el éxito del fracaso.

Para que el proceso de comunicación motive al personal, debe efectuarse de manera óptima y cumplir con una serie de características. Entonces, tiene que ser:

  • Oportuna;
  • Simple;
  • Directa;
  • Flexible;
  • Evolutiva;
  • Multidireccional.

8. Ten buenos salarios

El último consejo que tenemos para darte en pro de mejorar la motivación empresarial, es que tu sistema de recompensas esté alineado con los objetivos y exigencias de tu organización.

Así que, si quieres ser la mejor compañía del mercado, con el más destacado talento, necesitas también remunerar efectivamente al personal y tener el trabajo mejor pagado.

Pero no solo se trata de un monto específico, sino que también consideres el salario emocional. Es una retribución con la que se motiva e incentiva la productividad.

Puedes, por ejemplo, proporcionar:

  • Capacitación para el crecimiento profesional;
  • Posibilidades de ascenso;
  • Actividades de integración;
  • Programas de beneficios.

Hay una gran diversidad de opciones y seguro encontrarás la que se adapta a las políticas y necesidades de la empresa.

Motivar al personal es algo que todo líder tiene que hacer y prepararte para ello es indispensable para que lo logres de forma efectiva.

Por eso tenemos en nuestra escuela de desarrollo profesional el curso online de liderazgo y desde aquí puedes apuntarte.

Certifícate en Desarrollo Profesional

Certifícate en Desarrollo Profesional