Existen diferentes problemas laborales que todo líder debe enfrentar

5 principales problemas laborales a los que debes echarle un ojo

Los problemas laborales pueden ser una fuente de malestar para muchos trabajadores y, por eso, es importante entender qué afecta negativamente el ambiente laboral. Aquí te va una lista de los 5 principales problemas laborales que pueden estar afectando tu salud.

Cursos de Desarrollo Profesional que te pueden interesar

1. Síndrome de burnout

El síndrome de burnout o, en español, síndrome del ‘Trabajador Quemado’, es uno de los más conocidos y principales problemas laborales a los cuales se enfrentan los trabajadores.

Este síndrome se basa en el desarrollo de un estado de estrés crónico y fue definido por las psicólogas norteamericanas Maslach y Jackson, como:

“Un síndrome de cansancio emocional, despersonalización, y una menor realización personal, que se da en aquellos individuos que trabajan en contacto con clientes y usuarios”

Las personas que padecen del síndrome de Burnout presentan los siguientes síntomas:

  • Agotamiento.
  • Cansancio emocional en el trabajo.
  • Despersonalización.
  • Deshumanización en el trabajo y las relaciones laborales.

En general, al presentarse en sujetos que trabajan en contacto con otros, puede que sus tratos con clientes y demás compañeros de trabajo se vean despersonalizados y desnaturalizados.

Otro ámbito en donde puede presentarse este tipo de situación es dentro del rubro de los trabajos en línea, ya que, a veces, quienes trabajan desde casa pueden encontrar problemas al establecer límites.

2. Mobbing

El mobbing, también conocido como acoso laboral, es un problema que puede presentarse en algunos ambientes de trabajo siendo un gran padecimiento para el sujeto víctima.

Este acoso puede ser laboral o también moral y se define por el nombre en inglés ‘mobbing’ por significar “asediar”, “acosar”, “acorralar en grupo”.

En resumen, el mobbing es la acción de uno o más hostigadores que terminan por producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador acosado y, por supuesto, también afecta en su desempeño laboral.

Un trabajador hostigado recibe violencia psicológica injustificada a través de actos hostiles dentro o fuera de su trabajo cometido por sus compañeros laborales. Además, el mobbing se caracteriza por ser sistemático y recurrente, llegando a producir un pánico enorme ante el mero hecho de cumplir la jornada laboral en sí misma.

Algunos indicios para identificar si un empleado está sufriendo mobbing son:

  • Baja autoestima.
  • Estrés.
  • Falta de confianza, seguridad y decisión.
  • Insomnio.
  • Ansiedad, angustia, irritabilidad, fatiga, depresión e hipervigilancia.
  • Desvalorización personal.
  • Sentimiento de culpa.
  • Agresividad.
  • Aislamiento de los demás.

Por último, el efecto de este tipo de acto influye negativamente sobre todas las esferas de la vida del trabajador, desde lo personal y social, incluyendo también lo familiar.

3. Estrés laboral

El estrés es un problema laboral más que conocido y aparece cuando el trabajador se somete a una excesiva presión que luego no sabe cómo gestionar, lo cual termina traduciéndose en tensión y ansiedad.

La presión proveniente del trabajo termina por generar un desequilibrio psicológico en el trabajador y, así, este luego verá deterioradas sus relaciones personales, familiares y sociales.

Algunos síntomas del estrés laboral son:

  • Cansancio físico.
  • Fatiga.
  • Falta de energía.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Insomnio y alteraciones del sueño.
  • Tristeza.
  • Irritabilidad.

En estos casos es muy importante acudir a un terapeuta para lograr canalizar esta tensión, ya que, de no ser atendida, puede presentar riesgos graves para nuestra salud, no solo mental, sino también física.

Aprender a gestionar el estrés laboral es el único camino para sentirse mejor.

4. Desmotivación laboral

Otro problema laboral existente está relacionado a la desmotivación que puede llegar a generar el ambiente y la dinámica laboral en sí misma. Es decir, cuando aparece una frustración ante la resolución de las tareas laborales diarias y no existe crecimiento profesional.

Esto lleva al individuo a no sentirse realizado, lo que, además, también genera poca autoeficacia y desgano generalizado.

La dificultad de sentirse bien con uno mismo ante las jornadas laborales desemboca en la mala resolución de las tareas y en bloqueos mentales severos. Por eso, es importante estar atentos ante esta situación para lograr resolverla en equipo.

En este sentido, algunos indicios de que un trabajador está realmente desmotivado son:

  • Falta de iniciativa.
  • Quejas continuas.
  • Escasa concentración.
  • Intentos de pasar desapercibido.
  • Excesiva conformidad.

5. Problemas económicos

La salud no solamente es física o mental, también existe la salud económica. Esto es así porque, en verdad, cuando hay problemas económicos, las preocupaciones que estos generan tienen efectos en la salud de los individuos.

Muchas personas deben hacer paro para demostrarle a sus empleadores cuánto valen y por qué merecen un trabajo mejor pagado. Esto es así porque se sienten poco valoradas en sus ambientes laborales. Además, tiene un gran efecto sobre la autoestima, la autoeficacia y la autorrealización de la persona en cuestión.

Un trabajador que no puede hacer frente a las necesidades básicas de él y su familia se sentirá deprimido y desesperanzado al final del día.

Existen varios factores que pueden demostrar un pago injusto en una situación laboral. Estos son:

  • Las estadísticas gubernamentales y nacionales no coinciden con el salario base de la empresa.
  • Los trabajadores antiguos siguen percibiendo el mismo sueldo durante años.
  • El salario no crece al mismo nivel que la inflación.
  • Las labores y competencias profesionales se ven modificadas, más el salario no.
  • No existen momentos de negociación y aumentos dentro de la empresa u organización.

Si alguno de estos puntos se ven reflejados en alguna empresa, entonces es hora de prestarle más atención a la situación porque, al final, terminará por tener malos resultados, no solo para los empleados, sino también para los empleadores.

En resumen, los problemas laborales son cuestiones muy serias que deben ser atendidas con la importancia que merecen ya que, en última instancia, se trata de la salud de las personas y eso siempre debe ser lo prioritario.

De alguna manera, la identificación y prevención de este tipo de cuestiones en el ámbito laboral estarán muy relacionadas al buen liderazgo ya que, un buen líder, sabrá detectar situaciones injustas o de agotamiento.

Actualmente es posible aprender técnicas para ser un buen líder y mejorar, incluso con alguna carrera corta pensada para el futuro a corto plazo y la resolución temprana de problemas.

Por eso, si quieres saber más sobre cómo ser el líder que tus empleados necesitan, te invitamos a participar de nuestro curso de liderazgo. ¡Adelante!

 

Certifícate en Desarrollo Profesional

Certifícate en Desarrollo Profesional