¿Qué es SEO y para qué sirve?

SEO -Search Engine Optimization- es una de las más eficientes estrategias de mercadeo en línea, ya que permite afinar las búsquedas en Internet, haciendo el proceso mucho más rápido y eficiente. En español se diría “optimización de motores de búsqueda”, pero dada aceptación general del término SEO, en textos técnicos generalmente se usa la expresión en inglés directamente.

Si tuviéramos que definir SEO diríamos que es el proceso de mejorar la visibilidad de una página o un sitio web en una búsqueda no pagada, u orgánica. Para lograr esto, SEO busca identificar cómo funcionan los motores de búsqueda, qué es lo que la gente busca en Internet, qué términos usa para realizar la búsqueda, qué palabras usa frecuentemente la audiencia target, etc. Identificar los términos más utilizados permite incorporarlos al copy de la página, lo que atraerá más visitas al sitio web. Se puede también hacer búsquedas específicas al identificar documentos relativos a una industria en especial, la academia o a una localidad específica.

Los motores de búsqueda funcionan de la siguiente manera:

Generan un spider, que es un programa que realiza la búsqueda en páginas web. El spider indexa cualquier contenido que considere interesante y lo hace aparecer en el motor de búsqueda. Este contenido es rankeado de acuerdo con cuán alineado esté con los estándares del motor de búsqueda.

La limitación de este proceso de búsqueda es que al ser realizado por máquinas y no humanos, a veces éstas no pueden identificar un contenido relevante sin algo de ayuda.

Un ejemplo de esta limitación podría ser una cámara fotográfica sin auto-foco. La cámara puede tomar la foto pero necesita del ojo humano para definir el foco, o aplicar cualquiera de los filtros disponibles para optimizar o personalizar la foto.

Veamos otro ejemplo dentro del contexto adecuado. Fíjense en este texto:

““El equipo estaba llegando al final del partido con una ventaja de 3 a 1. Habían tenido un excelente comienzo abriendo el juego con 3 y mantenían esa ventaja. Contaban con que una banca bien descansada les permitiría mantener el liderazgo”.

Cualquier conocedor de deporte sabe que se trata de la narración de un partido de fútbol, pero el motor de búsqueda no lo identificaría sin ayuda de contexto. Podría pensar que se trata, por ejemplo, de un partido de béisbol, dado que no incluye ningún término exclusivo del fútbol como serían “penalti o penal”, o “tiro de esquina, por ejemplo”.

Para resolver esto, los generadores de contenido deben asegurarse de integrar ciertas reglas al texto, como un meta-description, que es una breve descripción del artículo para incluirla en el fragmento de búsqueda.

En general, se trata de una negociación entre el factor humano y el tecnológico, por lo que una de las reglas de oro para cualquier generador de contenido de web es primero escribir para ser leído y comprendido por seres humanos, y luego, de ser necesario, adaptar el texto para hacerlo accesible a los motores de búsqueda.