comprar online

¿Miedo a comprar online? Conoce 4 mitos sobre eCommerce y aclara tus dudas

Si en más de una ocasión has encontrado una gran promoción por internet, de esas que se ven una vez año, pero no la aprovechas porque no sabes si es seguro comprar online, tranquilo, no es necesario que sigas privándote de tus gustos. La tecnología y seguridad informática han avanzado tanto que adquirir algo por internet es cada vez más seguro. Tal vez solo necesitas conocer un poco más sobre el eCommerce y aclarar algunos mitos sobre comprar online. 

En este artículo podrás despejar todas tus dudas sobre la seguridad que te ofrecen las pasarelas de pago y cómo comprar en línea. Empecemos: 

¿Es confiable el eCommerce?

El e-Commerce está creciendo de manera acelerada y cada vez más personas confían en hacer transacciones online, como lo demuestra el último informe Global Digital 2019 elaborado por We Are Social y Hootsuite. 

Allí se evidencia que los usuarios de Internet están creciendo en un promedio de más de un millón de usuarios nuevos cada día y que el número total de personas que compraron bienes de consumo a través del comercio electrónico en 2018 fue de 2.818 millones. Es decir, un crecimiento del 3,1%, respecto a 2017. Esto significa que de 7.697 millones de personas que habitan el planeta, de las cuales se estima que 4.437 millones usan internet, aproximadamente un 37% usó el comercio electrónico en el último año. Eso representó un valor de mercado aproximado de $1.786 billones de dólares, un 14% más que en 2017. Increíble, ¿cierto?

En cuanto a qué es lo que más compran las personas, el mayor crecimiento se registró en moda y belleza con un 17% y un gasto global que supera el medio billón de dólares, sin embargo, las reservas de viajes y alojamiento en línea representaron la mayor parte del comercio electrónico en 2018.

Les siguen los dispositivos electrónicos con USD$392,6 mil millones; la categoría de juguetes, bricolaje y hobbies con USD$386,2 mil millones; muebles y electrodomésticos con USD$272,5 mil millones; alimentos y cuidado personal con USD$209,5 mil millones y, por último, videojuegos y música digital con USD$70.560 millones y USD$12.050 millones, respectivamente.

Para Tati Uribe (@tatiuribem), si utilizas las plataformas adecuadas y sigues algunos consejos básicos, comprar por internet puede llegar a ser muy seguro y rentable, al punto de convierte en una oportunidad de negocio para importar al país mercancía de países como China, a bajo precio, para revenderla. 

Y entonces, ¿cuál es el miedo?

El desconocimiento de la seguridad que ofrecen las pasarelas de pago, la falsificación o robos de tarjeta de crédito, la mala experiencia de algún conocido, entre otros, son algunos de los miedos en torno a realizar compras online. Sin embargo, la evolución del eCommerce ha roto con esos obstáculos y permitió el surgimiento de las compañías de pago por internet y las pasarelas de pago para dinamizar y agilizar los procesos de compra y venta.

Varias son las compañías de fintech que ofrecen sus servicios a los usuarios para no tener que usar tarjetas de créditos a la hora de pagar por un bien o servicio. PayU, PayPal o PayValida, son algunas de las compañías más utilizadas para realizar las transacciones en línea, como una alternativa a las formas de pago tradicionales. Funcionan como un procesador de pagos para vendedores en línea o comercios en físico.

En cuanto a las pasarelas de pago, estas se encargan de hacer más seguro y fácil el intercambio de información entre clientes y vendedores. Es como tener un terminal o punto de venta físico ubicado en el establecimiento. ¿Pero cómo funcionan? Las pasarelas reciben información confidencial de los clientes, la cifra y la envía hasta el servidor del vendedor. Una vez confirmada la venta, se remite la transacción al banco, el cual envía una respuesta con un código. Este código determina si el pago es aprobado o rechazado.

Teniendo esto claro, también te contamos otros 5 mitos del eCommerce, la mayoría de ellos atados al desconocimiento de cómo se hacen las compras en línea y a los temores que genera el ser engañado en una transacción económica

 

  1. Los datos de mis tarjetas o cuenta bancaria serán robados si compro en línea.

Comprar por internet no es equivalente a robo de identidad. Las tiendas y pasarelas de pago trabajan por avanzar en las alternativas de seguridad para proteger cada vez mejor la información de los compradores, sin embargo, te aconsejamos hacer ciertas verificaciones antes de ingresar tus datos, como: que el enlace de la página de checkout sea HTTPS (es el protocolo seguro de transferencia de hipertexto o Hypertext Transfer Protocol Secure) para tener una garantía de la que información está protegida.

Además, la empresa debe ofrecerte información sobre las medidas de protección de identidad y datos sensibles que ofrecen. 

 

  1.  Al no tener tarjeta de crédito no puedo comprar por internet.

La evolución de internet también ha traído consigo formas de pago acordes a las necesidades de los consumidores. En Latinoamérica, una región que sigue prefiriendo el uso de dinero en efectivo para pagar por bienes y servicios, ha dejado de ser un problema con plataformas como PayPal o PayU, que sirven como puente para realizar las transacciones entre los vendedores y los bancos, de una manera más rápida y segura.

 

  1. Es mejor comprar en físico, puedo probarme el producto.

Este es un punto sensible que depende del tipo de consumidor que seas. Hay plataformas que han desarrollado herramientas de simulación, en la que puedes ver cómo se vería una camisa en uno u otro color, dependiendo de la talla que escojas. Además, ofrecen asesorías en línea, en caso de que tengas dudas sobre el producto, así que no es necesario ir hasta una tienda física. 

Y si definitivamente el producto no cumple con tus expectativas, el comercio deberá garantizarte la opción de devolución del dinero o el intercambio por otro producto. 

 

  1.  El producto no va a llegar.

Este es uno de los principales temores de los compradores: hacer un pago y que el producto nunca llegue. En pocas palabras, ser robado. Sin embargo, los comercios implementan estrategias para darles seguridad y tranquilidad a los compradores como una confirmación del pago, cuando el producto es enviado, incluso un mapa en tiempo real en el que pueden ver por dónde va su pedido para monitorearlo.

Es muy común que los comercios también tengan un contacto permanente con sus compradores, ya sea a través de correos electrónicos, mensajes de texto, chats en vivo o incluso llamadas, todo con tal de brindar confianza en el servicio.

 

Perspectivas del eCommerce.

Las perspectivas del eCommerce a nivel global son positivas y así lo respaldan las cifras de diferentes estudios, como el de la EAE Business School de España. Este indica que el comercio electrónico minorista en todo el mundo aumentará sus cifras de facturación entre 2014 y 2021, lo que le permitirá duplicar su cuota de mercado sobre el total del comercio minorista llegando a más de un 15% del mercado global.

La investigación también revela que dos de cada tres usuarios de internet mayores de 14 años habrán comprado, al menos, una vez al año online. Dividido el mundo por regiones, el eCommerce en la zona Asia-Pacífico es la que más se dinamizará con un 12,1%, seguida por la zona oeste de Europa 8,3%, Norteamérica con 8,1%, Europa central y del este con 3,4%, América latina con el 1,9%, y al final Oriente Medio y África con el 1,8%.

Si te pareció interesante este tema y quieres aprender más sobre el mundo y las tecnologías detrás del eCommerce, puedes convertirte en un experto con el curso de Comercio Electrónico de nuestra escuela de Marketing Digital. ¡Certifícate y alcanza nuevas oportunidades con Next U!