¿PARA QUE LE SIRVE EL INGLÉS A UN DESARROLLADOR DE SOFTWARE?

¿Para qué le sirve el inglés a un desarrollador de software en América latina? No para mucho, para muchísimo. Mientras estudias y al graduarte, hablar inglés -como una competencia adicional a las habilidades de desarrollo de software– es fundamental, por varias razones:

Puedes entender mejor las librerías de programación. Imagina que tienes un problema de codificación e investigas quiénes más han enfrentado ese mismo problema, para aprender de ellos y resolver el tuyo, y de hecho encuentras una librería completa para tu lenguaje de programación, la descargas…..y ves que está en inglés y tú no lo entiendes…

Definitivamente, si desarrollas software, sobre todo si trabajas con código abierto y librerías construidas por comunidades, te resulta súper útil comprender el inglés.

Adicionalmente estás en mejores condiciones de participar en comunidades globales, que comparten información. Si hablas un solo idioma, podrás participar en comunidades del mismo idioma solamente, mientras que si entiendes inglés, participas más, y eso es muy importante para evolucionar en el desarrollo de software. Es que hasta en el aspecto cultural es de gran ayuda comprender el esquema mental de otro desarrollador que no sea latinoamericano. Es otra mentalidad, otra manera de concebir el mundo.

Puedes también aprender de muchas más personas. Imagina que estás trabajando en un video juego usando SDL y necesitas información específica para el desarrollo….si solo hablas español te pueden ayudar los participantes de comunidades en español, pero si también dominas el inglés, tienes acceso a muchos más tutoriales para ayudarte a resolver tu problema. ¡Imagina cuánta más información puedes encontrar en YouTube!

Y finalmente, el tema de tu valor profesional, una vez graduado. En la actualidad, una vez que el experimento del outsourcing de IT a La India y a China no ha resultado tan auspicioso como se pensaba, los países de América Latina están en la mira de las grandes empresas mundiales que necesitan entregar sus servicios de IT a empresas especializadas.

Hoy, Argentina, Chile, Colombia, México, Costa Rica, Panamá, y Uruguay se están posicionando como destinos ideales para el outsourcing, en el modelo de nearshoring –servicios de oursourcing de IT muy cercanos geográficamente al cliente.

Las ventajas para las empresas norteamericanas que contratan estos servicios a empresas latinoamericanas son evidentes: los costos son menores por razones de paridad cambiaria, el huso horario compartido favorece las comunicaciones, la proximidad geográfica facilita los viajes de negocios y la tendencia a tener cada vez más profesionales bilingües favorece las comunicaciones entre empresas.

Definitivamente, hoy día el inglés es una competencia de alto valor en el mercado de la tecnología, y la globalización seguirá haciendo del bilingüismo una habilidad no sofisticada, sino básica para todo profesional.