¿Cómo comenzar tu propio negocio como Desarrollador Web?

Tienes la aspiración de ser el dueño de tu propio negocio, eres experto en Desarrollo Web, tienes algunos clientes, bastantes ideas, pero ¿no tienes muy claro cómo comenzar?

Aquí van algunas ideas para ayudarte a despegar:

  1. Ofrece servicios que no estén cubiertos por los software a la venta para que el cliente construya sus propios sitios y que no requieren programación. Ofrece sitios con base de datos, o con diseños exclusivos para el cliente, o con formas complejas. Lo importante es que te alejes de ofrecer servicios que sitios como Word Press, por ejemplo, ofrecen gratuitamente, o que personas con pocas competencias ofrezcan a muy bajo costo.
  2. Enfócate en clientes que estén conscientes de la importancia de su página web en el proceso de conseguir clientes. Es más productivo trabajar con este tipo de clientes que ya saben que su página web tiene un rol determinante en el negocio, a comenzar por convencer al cliente del valor de su página.
  3. Trata de buscar clientes que tengan suficiente presupuesto para cubrir el costo de una página de calidad. Usualmente, los negocios que tienen ya cierto nivel de desarrollo son más atractivos para hacer crecer tu propio negocio.
  4. Hazte conocido, crea tu red de negocios en el área donde quieras conseguir clientes. Investiga las páginas de los miembros de tu red y ofréceles tus servicios. Ten cuidado de no ofenderlos con comentarios negativos sobre su página actual. Es posible que en alguna ocasión la hayan diseñado ellos mismos o un familiar o amistad que no cobró por los servicios. Solo ofréceles tus servicios en el caso de que quieran mejorar la funcionalidad o actualizar el “look & feel”.
  5. Pide referencias a tus clientes satisfechos. Mientras construyes tu marca, tienes que apuntalar tu reputación con referencias positivas y proyectos concretos.
  6. Relaciónate con otros Desarrolladores, porque pueden dar referencias tuyas para cubrir servicios que ellos no puedan dar, y viceversa. Si generas negocios para otros, ellos generarán negocios para ti. Acepta ser subcontratado y subcontrata tú a la vez.
  7. Si no tienes proyectos propios para publicar en tu página web, ofrece trabajar “pro bono” para algunos clientes o instituciones sin fines de lucro, de manera que puedas mostrar un buen portafolio (y diverso) a potenciales clientes.
  8. Ofrece tus servicios de freelancer a otras empresas de Desarrollo Web, para generar un capital de trabajo en tus comienzos, además de acumular referencias profesionales para tus clientes.

 

En síntesis, sé flexible y aprovecha las oportunidades que se presenten. Construir una empresa toma tiempo y dedicación, pero da una satisfacción incomparable.