AWS VS. AZURE: SUS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

Desde el momento en que los archivadores, los computadores y los discos duros pasaron a ser insuficientes para almacenar las grandes cantidades de información que genera nuestra era, nació el famoso término “Computación en la nube”. Si has escuchado este término, seguramente estás familiarizado con las principales plataformas de computación en la nube: AWS y Azure.

Dichas plataformas nacieron como respuesta a las necesidades de las empresas por salvaguardar su información importante en espacios seguros y menos limitantes que los métodos de almacenamiento tradicionales, esto dio inicio a un nuevo modelo de negocio actualmente imprescindible en la era digital.

 

AWS

Es la abreviatura para Amazon Web Services y se trata de una colección de servicios de Cloud Computing ofrecidas por uno de los gigantes del siglo XXI: Amazon. Fue lanzado oficialmente en el año 2006 y suele ser considerado como uno de los pioneros en este campo.

 

Ventajas

 

Facilidad de uso: está diseñado para permitir que los proveedores de aplicaciones, los proveedores de software independientes y los distribuidores puedan hospedar de una forma rápida y segura su aplicación, tanto si es una aplicación existente como si es una nueva aplicación basada en SaaS.

Flexible y rentable: permite seleccionar el sistema operativo, el lenguaje de programación, la plataforma de aplicaciones web, la base de datos, así como el resto de servicios que necesites; además, solo tendrás que afrontar el costo de la potencia de cómputo, el almacenamiento y demás tipos de recursos que utilices, sin contratos a largo plazo ni compromisos iniciales.

De confianza: Con AWS tendrás a tu disposición una infraestructura informática global escalable, segura y de confianza. Es la columna vertebral virtual de Amazon.com, una tienda online valorada en varios miles de millones de dólares.

 

Azure

 

Microsoft Azure es el nombre que recibe este servicio de computación en la nube ampliamente reconocido y utilizado en la industria. Fue anunciado en el Professional Developers Conference de Microsoft (PDC) del año 2008 en su versión beta, pero pasó a ser un producto comercial de forma oficial el 1 de enero de 2010.

 

Ventajas

 

Disminución de costos: Las empresas ahorran grandes cantidades de dinero, puesto que el escalamiento es gradual.

Despliegues ágiles: Es mucho más fácil y rápido desplegar una aplicación en la nube que de modo tradicional en un centro de datos privado.

Mejora de la productividad empresarial: El mantenimiento y soporte técnico de la infraestructura de los centros de datos pasa a ser responsabilidad del proveedor, por lo tanto, el equipo de TI se puede enfocar en los procesos fundamentales de la organización.

 

El mercado de la nube está evolucionando con rapidez, ¡no te quedes atrás! Cloud Computing es lo de hoy y en Next U tenemos todo lo necesario para que te conviertas en un experto en Microsoft Azure o en Amazon Web Services. ¿Cuál elegirás? ¡Certifícate con Next U!