3 competencias fundamentales para ofrecer servicios en línea

No es nada nuevo que las competencias necesarias para ser exitosos en el mundo laboral cambian a una velocidad impresionante. Tampoco es una sorpresa que las competencias adquiridas hoy, pueden no ser válidas en un par de años. El mundo de la tecnología es el que probablemente recibe el mayor impacto de estos constantes cambios. En este sentido, bien seas Desarrollador web, Desarrollador Android o Programador JavaScript, es indispensable mantenerte al día y actualizar tus competencias profesionales constantemente.

Hay, sin embargo, un conjunto de competencias adicionales, que podemos llamar genéricas, vinculadas más a las características del ser humano, que son aplicables a todas las profesiones e industrias, y que no caducan en el tiempo. En algunas personas son innatas y para otras es necesario aprenderlas y ejercitarlas. En todo caso, son fundamentales para dar servicios en línea.

  1. La habilidad de encontrarle el sentido a las cosas

Steve Jobs dijo una vez que la creatividad es solo la capacidad de conectar cosas (“Connect the dots”). Encontrarle el sentido a las cosas es simplemente conectar información de diversas fuentes para crear algo diferente que tenga sentido. Es cruzar ideas de múltiples disciplinas, combinarlas, reconstruirlas, recrearlas hasta generar algo nuevo que cobre un nuevo sentido y utilidad. Todos los seres humanos tenemos acceso a esta competencia. Es la habilidad para crear, indispensable en un mundo en el que todo cambia por segundos.

  1. Inteligencia social

La capacidad para relacionarnos constructivamente como seres humanos siempre ha sido un tema de discusión, que solo se ha intensificado en el tiempo de comunicaciones en línea. No todo el mundo tiene las competencias de inter-relación humana, por lo que aquellas personas que dominan el arte de comunicarse de ser humano a ser humano en el mundo online tienen enormes ventajas. Bien sea como proveedor de servicios, como asesor o como simple conector entre dos personas, aquel que tenga el conocimiento de las emociones básicas del ser humano, y sepa manejarlas a favor, tendrá una inmensa ventaja sobre la competencia. La razón es simple: en las transacciones en línea el factor humano cobra doble importancia para compensar la impersonalidad de la computadora o el teléfono.

  1. Competencias interculturales

Un estudio reciente de Harvard señala las costumbres locales que no son bien vistas en diferentes culturas, para resaltar la necesidad de una educación multicultural como algo fundamental para dar servicio a nivel global. La globalización es un hecho y no hay forma de prestar un servicio eficiente fuera del territorio nacional, si se desconocen las diferencias culturales o si se obvia el debido protocolo transcultural. Si vas a dar servicio fuera de tus fronteras, conoce a tus clientes. Aprende su manera de comunicarse, de ver el mundo, de hacer negocios, de construir asociaciones.

Asegúrate de incluir estas competencias en tu capacitación profesional, independientemente de cuál especialización escojas. Y lo más importante: todo está por descubrirse, así que mantente al día.