LEE ESTO SI VAS A ABRIR TU PROPIA COMPAÑÍA DE DISEÑO WEB

Quizá ya estás listo para abrir tu empresa de diseño web; tienes claro el nombre, el posicionamiento, el manejo de la marca, e incluso ya tienes unos cuantos clientes potenciales. Antes de sumergirte en el trabajo, considera estos 8 puntos, que pueden ahorrarte dolores de cabeza y hacerte más productivo:

  1. El diseño web se ha hecho un commodity

Si investigas en internet verás que hay muchísimas ofertas para crear páginas web a muy bajo costo para las empresas, incluyendo las opciones de hacerla uno mismo, sin necesidad de un especialista. Mientras más rápido aceptes esto, más fácil te será encontrar el ángulo adecuado para vender tus servicios. ¿Por qué es mejor contratarte a ti antes que usar un formato pre-hecho o un proveedor mediocre pero económico? es la pregunta que debes responder.

  1. Tienes que tener o aprender estrategias de ventas

Por lo que se explicó en el primer punto, es indispensable que sepas vender tu producto en un mercado donde la oferta abunda. Si no tienes estas competencias, asóciate con alguien que las tenga y pueda convencer a los clientes de las ventajas de tus servicios.

  1. Vende exactamente lo que tus potenciales clientes quieren

No importa cuán extraordinarias sean tus competencias, si no ofreces un producto que impacte positivamente las finanzas de los clientes, pasarás inadvertido.

  1. Evalúa bien el potencial de tus clientes

Pregúntate ¿El proyecto que te solicitaron es determinante para la misión de la empresa? ¿Realmente van a comprometerse con él? Coloca en una balanza los beneficios del proyecto contra el tiempo y esfuerzo que vas a invertir en él, y toma la decisión.

  1. No ofrezcas propuestas gratis

Es una tentación para amarrar a un cliente, pero a la larga no funciona. Cierra el trato con un acuerdo verbal formal y haz la propuesta luego. No comprometas tu trabajo sin saber si el cliente está dispuesto a firmar el negocio.

  1. Nunca aceptes que el pago se haga al terminar el proyecto

Hay muchas razones por las cuales un proyecto se demora, incluyendo la entrega de contenido por parte del cliente, la cadena de aprobaciones, los cambios de prioridades, etc. Si no aseguras un pago inicial, pudieras no ver nunca ese pago final.

  1. Clona a ese cliente ideal apenas lo encuentres

Cuando encuentres ese cliente ideal, que paga a tiempo, sabe lo que quiere, genera un buen flujo de trabajo, y no discute innecesariamente los precios, identifica qué lo caracteriza y trata inmediatamente de conseguir otros así.

  1. Evalúa bien si quieres tener socios

Una mala selección de socio, como otro diseñador web, por ejemplo puede ser mortal para tu empresa. Por otro lado, un socio te ofrece la posibilidad de obtener más clientes y abarcar más proyectos. Analiza tu estilo de trabajo, tu personalidad y la de cualquier socio potencial. Decide racionalmente con base en pros y contras.