Mitos sobre mujeres y tecnología

Blanca Treviño, CEO de Softtec, repasaba en un evento reciente las cifras que reflejan la participación femenina en el área de la tecnología. Treviño aseguraba que, a pesar de que las empresas tecnológicas dirigidas por mujeres consiguen un retorno por inversión 35 % mayor a las empresas dirigidas por hombres, la participación femenina en empresas del área tecnológica es bastante reducida.

Citaba también las cifras de América Latina donde las mujeres, “pese a representar un 40 % de la población activa económicamente, tan solo cuentan con un 15 % de emprendedoras entre sus filas. En el área de tecnología específicamente, un 40% de emprendedores son hombres, mientras que solo un 6% son mujeres”.

Y es que las mujeres latinoamericanas, por razones culturales propias de nuestra región, en general encuentran que la tecnología no es del todo compatible con su género. Así, surgen los mitos y estereotipos que cierran las puertas del éxito a muchas mujeres.

Tres Mitos y Estereotipos

Mito # 1 Los hombres son más competentes en el área tecnológica

Totalmente falso. No hay un “cromosoma tecnológico” que predetermine competencias. Lo que sucede es que desde muy temprano los varones pueden experimentar libremente en áreas como la mecánica, la investigación y la tecnología, mientras que para las niñas esta exploración se limita, por estereotipos culturales. Así, son conducidas a jugar –que es experimentar- a la cocina, las muñecas y el café con las amigas, en lugar de desarmar el radio, construir con bloques, o hacer experimentos científicos en el juego de química. La consecuencia es que para la mayoría de las mujeres, la ciencia y la tecnología resultan poco familiares, ajenas a sus intereses.

Mito # 2 Las profesiones tecnológicas requieren trabajar en solitario

Falso también, y producto de una fantasía creada por el Marketing. Las imágenes usadas para mostrar Desarrolladores de Software, por ejemplo, son en su gran mayoría de hombres jóvenes, aislados en su rincón solitario, en la oscuridad, atrapados por la pantalla, y aislados del mundo por sus headphones. La realidad es que codificar es solo una fracción de su tiempo. Se invierte bastante más chateando con otros Desarrolladores, trabajando en equipo y consultando temas. La natural inclinación femenina a la comunicación no tiene por qué verse limitada por el hecho de generar códigos.

Mito # 3 Trabajar en tecnología es incompatible con una vida familiar armoniosa

Este es el más falso de todos. Justamente las empresas de la industria tecnológica son las más inclinadas a ser flexibles en el ámbito laboral. La mentalidad progresista y global de los fundadores de empresas emblemáticas como Google, Facebook, Amazon y Apple, por nombrar algunas, ha sentado precedentes para una relación laboral más humana y flexible, y muchas empresas en el área tecnológica en todas partes del mundo han implementado la misma cultura.

En síntesis, si analizamos uno a uno los mitos y estereotipos que alejan a las mujeres del área de la tecnología, es muy fácil desmontarlos. No permitas que estos fantasmas le pongan limitaciones a tu potencial. Si te llama la atención la tecnología, ¡adelante! Es un mundo súper interesante y activo, que te permite ser autosuficiente económicamente en un campo laboral con creciente demanda.

 

Para más información ve a http://www.eldiario.es/turing/Mujeres-tecnologia-ambiciosa-minoria-absoluta_0_363964037.html