blog

La tecnología que permitió escuchar las ondas gravitacionales

  • Las ondas gravitacionales son perturbaciones en el espacio-tiempo similares a las ondas que surgen en un estanque cuando cae una hoja, y viajan sin interrupciones al interactuar con la materia.
  • Fueron predichas por Einstein en su teoría de la relatividad en 1916 pero no habían podido ser comprobadas.
  • En 2016 la tecnología ha evolucionado lo suficiente como para poder demostrarlas en el proyecto llamado LIGO. Este proyecto abre muchas posibilidades nuevas para comprender este universo.

Las ondas gravitacionales son perturbaciones en el espacio-tiempo similares a las ondas que surgen en un estanque cuando cae una hoja, y viajan sin interrupciones al interactuar con la materia.
Fueron predichas por Einstein en su teoría de la relatividad en 1916 pero no habían podido ser comprobadas.
En 2016 la tecnología ha evolucionado lo suficiente como para poder demostrarlas en el proyecto llamado LIGO. Este proyecto abre muchas posibilidades nuevas para comprender este universo.
Las ondas gravitacionales fueron predichas por Albert Einstein en 1916, en su teoría de la relatividad, pero solo ahora existe la tecnología que permite comprobarlas.

Son perturbaciones en el espacio-tiempo similares a las ondas que surgen en un estanque cuando cae una hoja, y viajan sin interrupciones al interactuar con la materia, a diferencia de la radiación electromagnética.

Estas ondulaciones existen porque el espacio y el tiempo no son independientes, sino que forman parte de un continuo llamado espacio-tiempo. El tiempo viene a ser una cuarta dimensión que se suma a las otras tres dimensiones del espacio (alto, ancho y profundidad).

Este espacio-tiempo es curvo y, según la teoría de la relatividad de Einstein, la gravedad es un producto de esta curvatura, y las ondas que provoca se extienden en todas direcciones, en lo que viene a ser las ondas gravitacionales.

Si quieres oir cómo se escuchan haz clic aquí:

El origen de las ondas gravitacionales

Hace 1300 millones de años, dos agujeros negros de 36 y 29 masas solares se fusionaron, sumando 62 masas solares. Las tres masas solares restantes se transformaron en ondas gravitacionales en una fracción de segundo y comenzaron a extenderse por el espacio. Según la teoría de la relatividad de Einstein, “ninguna información puede viajar más rápido que la velocidad de la luz, incluyendo la información acerca de las posiciones de las masas en el universo, que se comunica mediante el campo gravitatorio. La relatividad general predice un cambio en el campo gravitatorio que se propaga por el universo a la velocidad de la luz. Justamente estos cambios en el campo gravitatorio son las ondas gravitacionales.”

Cómo se descubrieron

En 1984 el observatorio de interferometría láser de ondas gravitacionales comenzó el proyecto liderado por Kip Thorne, uno de los mayores físicos teóricos de nuestra época. El laboratorio donde se desarrolla este proyecto se llama LIGO y consta de dos observatorios separados por 3.000 kilómetros, ubicados uno en Luisiana y otro en Washington. Como las ondulaciones del espacio-tiempo viajan a la velocidad de la luz, la diferencia -de milisegundos- en el tiempo de detección permite obtener el foco de emisión por triangulación.

La técnica que permitió este descubrimiento es la interferometría láser, un procedimiento que crea interferencias con la luz de un láser. Estos rayos láser recorren los dos brazos de cuatro kilómetros de largo en forma de L. Al llegar al final rebotan y, al regresar, crean una interferencia. La compresión del espacio-tiempo provocada por las ondas gravitacionales afecta a estas interferencias y causa un efecto observable.

Mira el gráfico del movimiento de las ondas gravitacionales publicada por Cuentos Cuánticos aquí:

http://cuentos-cuanticos.com/2016/02/11/asi-se-liga-una-onda-gravitacional-con-ligo-para-todo-el-mundo/

LIGO comenzó a operar en 2002, y luego de quince años de trabajo y 620 millones de dólares ha logrado detectar y escuchar las ondas gravitacionales predichas por Einstein, en una gran proeza tecnológica. Es “la medición más sensible jamás efectuada por tecnología alguna.”

Según los técnicos y científicos, “hasta ahora hemos analizado el universo con las ondas electromagnéticas, por lo que añadir las ondas gravitacionales a la ecuación es como dejar de ver el mundo con un solo ojo abriendo el otro.”

Tuitea esto:

Tweet: Según los técnicos y científicos, “hasta ahora hemos analizado el universo con las ondas electromagnéticas, por lo que añadir las ondas gravitacionales a la ecuación es como dejar de ver el mundo con un solo ojo abriendo el otro.”

Lo más interesante, según los expertos, comienza ahora. Este descubrimiento logrado por la tecnología en apoyo de la ciencia, abre una ventana que permitirá llegar al origen mismo del universo. ¡No puede haber mejor momento que éste para trabajar en el área de la tecnología!

Lecturas relacionadas:

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2016-02-11/ondas-gravitacionales-ligo-einstein-relatividad_1150747/