Aug-mon-24

La diferencia entre información en línea y educación en línea

El crecimiento exponencial de la educación en línea ha traído como consecuencia el desarrollo de muchas iniciativas instruccionales online, de diferente calidad y con distinto objetivo. Justo por esto, es importante diferenciar lo siguiente: no es lo mismo un excelente video que nos enseña a hacer algo puntual, que un video que es parte integrante de un programa educacional con bases curriculares y objetivos educacionales claramente establecidos. Eso es lo que hace la diferencia entre información en línea y educación en línea.

Cuando hablamos de educación de calidad en línea, nos referimos a todo un paquete instruccional con un programa curricular basado en objetivos, contenidos, actividades, proyectos y materiales de aprendizaje, que confluyen en el dominio de competencias concretas. Por eso es que un video aislado que enseña un determinado procedimiento puede ser muy interesante, pero si no está inserto dentro de la planificación curricular, no será suficiente para garantizar que se alcancen las competencias necesarias.

¿Y qué es la planificación curricular? Cuando se va a crear cualquier programa educacional, es necesario partir de una serie de preguntas: ¿Qué quiero que el estudiante aprenda? ¿Cuál competencia debe dominar? Y sobre todo ¿Para qué? ¿Qué va a hacer con ella?

A partir de allí se construyen los Objetivos Educacionales del programa. Luego hay que determinar qué experiencias de aprendizaje debe tener el estudiante para dominar las competencias que son parte del objetivo instruccional. Cuáles contenidos, procesos, etc. debe conocer el estudiante y finalmente cómo va a demostrar que logró los objetivos que nos habíamos planteado.

Para lograr esto, el diseñador curricular debe construir cuidadosamente todas las experiencias de aprendizaje que lleven a la meta final, sean éstas videos tutoriales, conversaciones en vivo con instructores, evaluaciones de progreso o la revisión de materiales instruccionales de apoyo.

Cada pieza del engranaje tiene su función. Ni el video, ni la charla con el tutor, ni la lectura de materiales de referencia –individualmente- pueden constituir una experiencia de aprendizaje autosuficiente. Esto pasa porque los conocimientos y destrezas son como bloques de construcción que se van montando unos sobre otros en un orden determinado y con un plan definido. Esta planificación es la que puede garantizar que el esfuerzo y el tiempo invertido por el estudiante lleven efectivamente a lograr el dominio de competencias.

Además, durante el proceso el estudiante debe tener acceso a Tutores especializados que lo ayuden a procesar la información que recibe en los videos y lecturas, especialistas en el área a los que puede hacer las preguntas que quiera, y que le den retroalimentación sobre su proceso de aprendizaje. Y lo más importante: debe tener la oportunidad de aplicar lo aprendido con supervisión experta. La práctica con la guía del tutor será la que construya el verdadero aprendizaje. Solo el proyecto final demostrará que el estudiante realmente domina las competencias que fueron establecidas como base del proceso educacional.

En el caso específico de NextU el proceso se da con una especie de ingeniería en reversa: primero nos preguntamos ¿Qué competencias busca el empleador? y a partir de allí construimos cuidadosamente el proceso de aprendizaje para construir el perfil deseado.

Todas las experiencias de aprendizaje son útiles, pero si quieres tener un perfil profesional sólido, busca las que estén inmersas en un programa educacional serio. La Academia sigue siendo fundamental, y el hecho de que el aprendizaje sea en línea no hace diferencia alguna.