BLOG-01

Comprobado: ¡Li-Fi es 100 veces más rápido que Wi-Fi!

Por primera vez, Li-Fi fue probado fuera del laboratorio, en las oficinas de Tallinn, Estonia, logrando velocidades de 224 gigabits por segundo, utilizando la luz de bombillos (VLC, o Visible Light Communication), para la transmisión de data por internet. ¡La equivalencia sería de unas 18 películas de 1.5 GB cada una, descargadas por segundo!

Li-Fi fue creado por Harald Haas, de la Universidad de Edinburgh, Escocia, en 2011, cuando demostró que, utilizando la luz de un bombillo, podía transmitir más datos que una torre de celular. La tecnología de comunicación visible vía iluminación -o VLC- usa luz entre 400 y 800 terahertz (THz) y funciona como un código Morse, el cual, se enciende y apaga siguiendo un patrón que encierra un secreto. Así, encendiendo y apagando una luz a velocidades extremas se logra escribir y transmitir mensajes en código binario.

Estos cambios no son perceptibles al ojo humano, dado que los diodos emisores de luz, (LED o light-emitting diodes), pueden ser encendidos y apagados a velocidades inimaginables, imposibles de percibir. Además del beneficio de la velocidad, Li-Fi ofrece mayor seguridad en la transmisión de data, ya que la luz no puede traspasar las paredes, evitando así cualquier interferencia externa.

Todo lo que hace falta es un pequeño microchip conectado a cualquier lámpara para que combine dos funcionalidades básicas: iluminación y transmisión de data.

“En el futuro tendremos ya no 14 billones de bombillos, sino 14 billones de Li-Fi’s para una energía más limpia y brillante para el futuro” – Harald Haas.LINK

La tecnología Li-Fi evoluciona y convivirá con Wi-Fi por un tiempo para brindar mejores servicios al usuario, y la combinación de ambas parece ser la solución más beneficiosa y segura para el futuro. Mientras, parece improbable que, habiendo sido financiada una infraestructura para Wi-Fi sumamente costosa, se piense en sustituirla por Li-Fi a corto plazo.

Haas recientemente lanzó su empresa PureLiFi, que ofrece aplicaciones seguras para conexiones de internet de 11.5 MB por segundo, lo cual es comparable a la primera generación de Wi-Fi. Asimismo, la empresa francesa de tecnología Oledcomm está en proceso de instalar su propia tecnología Li-Fi en algunos hospitales locales.

Si estos proyectos tienen éxito, quizá en un futuro cercano estaríamos recibiendo internet por los humildes bombillos de nuestras casas. ¡Quién lo diría!