Cómo la tecnología para vestir (wearables) aumenta la productividad laboral

Los wearables conquistan nuevos espacios, cada vez más. Además de funcionar como smart watches, de enviar notificaciones y correr aplicaciones, hoy día colectan y almacenan datos y entre otras cosas, permiten realizar transacciones desde cualquier lugar.

Es inevitable que esta funcionalidad desborde los límites de hobbies y deportes para incorporarse al mundo de los negocios, en la búsqueda constante de mayor eficiencia y productividad.

Imaginen, por ejemplo un sensor que detecta el grado de cansancio del usuario, utilizado más allá del atletismo, para monitorear empleados que realicen actividades donde estar alertas es básico para la seguridad. Los beneficios para operadores de maquinaria peligrosa, choferes y hasta controladores aéreos, son evidentes.

Empresas pioneras en el uso de wearables

Los empleados de Tesco, una cadena inglesa de supermercados, están actualmente utilizando muñequeras que detectan la mercancía que éstos colocan en los estantes, y graban la data, de manera que el empleado no necesita llevar cuenta de la mercancía que va colocando. Adicionalmente, permiten a los gerentes contabilizar el tiempo que toma la distribución de inventario, y hasta verifica si las órdenes colocadas coinciden con el producto que se entrega.

Boeing, por su parte implementó el uso de dispositivos que dan instrucciones al personal de la línea de ensamblaje, que ahora no tiene que referirse a manuales para hacer su trabajo.

Productividad y Creatividad

No solo se trata de su aplicación a trabajos manuales, también existen wearables para el trabajo intelectual. Los mismos dispositivos que usan la tecnología de un electroencefalograma para ayudar a meditar, se usan para detectar los momentos de mayor productividad creativa, aumentando la eficiencia de los empleados que realizan un trabajo intelectual.

Los resultados de la implementación de wearables en el área laboral ya comienzan a ser evaluados y medidos. Un estudio realizado recientemente por Rackspace, una empresa norteamericana de Cloud Computing, concluyó que los empleados que usan wearables son 8.5 % más productivos y están 3.5% más satisfechos con su trabajo.

Las posibilidades laborales son infinitas a partir de la incorporación de sensores a los uniformes, las tarjetas de identificación personal o simplemente su uso en muñequeras. La pregunta ahora es: ¿Cuánta información -de alguna manera involuntaria- se puede obtener del empleado sin violentar su privacidad? Será muy interesante ver el desarrollo de este tema en un futuro cercano.