¿CÓMO POTENCIAR EL LIDERAZGO EMPRESARIAL?

El liderazgo empresarial es una habilidad de gran importancia en el mundo actual. El líder es visto como un agente de cambio y progreso de un determinado grupo de personas, y su influencia es capaz de modificar de forma positiva los parámetros establecidos.

En el ámbito empresarial, un líder tiene la posibilidad de impactar en un equipo y alcanzar grandes resultados mediante motivación y un discurso estructurado. Sin embargo, a pesar de ser una habilidad de la cual se habla con frecuencia, no todos tienen las facultades para impactar de forma positiva a las personas a su alrededor.

 

Descubriendo el liderazgo

¿El líder nace o se hace? Esta es una pregunta que se plantean casi todas las personas a lo largo de su vida, algunos piensan que el líder definitivamente nace, y que por tanto no todos están destinados a ejercer roles de liderazgo; por el contrario, hay quienes consideran que el líder se hace y se prepara constantemente para potenciar sus habilidades con el pasar de los años.

Hay también quienes piensan que el líder nace y se hace; por lo tanto, todos tenemos la posibilidad de impactar a las personas que nos rodean. Según Ismael Cala, “el líder es un ser humano común que únicamente se propone desarrollar cualidades que todos podemos poseer”.

En este sentido, existen ciertas capacidades o características que definen a un líder y que se deben potenciar para ser uno, estas son:

 

Comunicación: Una persona no puede impactar a quienes le rodean si no sabe comunicar sus pensamientos, ideologías y deseos. La comunicación se convierte así en una habilidad fundamental para ejercer un liderazgo empresarial exitoso.

 

Entusiasmo: Si un equipo no está motivado, no habrá fuerza que le permita alcanzar los objetivos propuestos. El líder debe saber transmitir la energía y la pasión que se necesita para que todos caminen hacia una misma dirección.

 

Resolución efectiva de problemas: Un líder exitoso es aquel que no entra en pánico cuando de tomar decisiones se trata, y menos aquellas que requieren rapidez y claridad. Cuando una persona es capaz de hacer esto, demuestra confianza, autoridad y respeto frente a su equipo, pues sabrán en situaciones similares podrán acudir a él para solucionar los problemas que se presenten.

 

Carisma y humor: Los líderes de rostro acartonado poco sentido del humor y fríos en su forma de comunicar, pasaron a la historia. Actualmente, el líder que no refleje carisma en su discurso y en su comportamiento, no logrará captar el interés de sus seguidores.

 

Organización y control: El líder se debe destacar por la organización y control tanto de sí mismo como de su equipo. Una persona capaz de planear el rumbo de un proyecto o una empresa, sin duda tiene una cualidad imprescindible para el éxito.

 

Estas son las habilidades que debe tener y potenciar un líder exitoso en el ámbito empresarial. ¿Las tienes? ¡Seguro que sí! Y puedes seguir fortaleciendo estas y otras cualidades con el Curso de Liderazgo con Ismael Cala en Next U.