Las Certificaciones en línea son ahora parte de los paquetes de beneficios empresariales

Las empresas de vanguardia han comprendido que entre los estímulos más importantes para sus empleados, además de salario, seguro médico y vacaciones, está la posibilidad de actualizarse profesionalmente. Esta es una consecuencia lógica de la rápida evolución del conocimiento, que hace que los empleados más valiosos sean los que mantienen sus competencias al día y crecen profesionalmente constantemente.

Si bien esto es una verdad contundente, la dificultad estaba, hasta ahora, en el hecho de que trabajo y estudio eran opciones excluyentes, y la persona se veía obligada a postergar el recibir ingresos mientras estudiaba, o castrar para siempre sus sueños de desarrollo profesional por la necesidad inmediata de producir ingresos. Y en ese círculo vicioso estaba atrapado, hasta que surgió la opción de la educación en línea.

La gran ventaja de los cursos en línea es que, sin sacrificar calidad, permiten al estudiante certificarse mientras trabaja para mantenerse. El secreto está en el incremento de la eficiencia de los estudios: lo que antes tomaba horas, entre el tiempo invertido en trasladarse a la universidad, la hora de clase -en la que realmente se aprovecha solo un porcentaje, en términos de eficiencia del conocimiento adquirido-, y el tiempo de regreso de la universidad, ahora toma solamente la hora de clase. Si adicionalmente, el estudiante se ahorra el conflicto de horarios, laboral y académico, y aprende en el ambiente que más estimulante le resulte, pues todo es ganancia.

Basadas en esta realidad, empresas como Starbucks, McDonald’s, Wal-Mart y Fiat Chrysler, han instaurado programas de beneficios para sus empleados, que incluyen la cobertura de sus estudios universitarios.

Starbucks, por ejemplo, creó el College Achievement Plan, algo así como el Plan de Logros Universitarios, en sociedad con Arizona State University, por el cual 140.000 empleados a tiempo completo y parcial tendrán acceso al 100% de cobertura en 49 cursos en línea que ofrece esta Universidad.

El beneficio es más atractivo si consideramos que la Universidad de Arizona está catalogada como una de las 100 mejores del mundo; Forbes la ha identificado como la mejor inversión en educación en los EEUU; ocupa el quinto lugar en este mismo país, en términos de la calidad de sus graduandos, según el Wall Street Journal.

Una conclusión clara de este rankeo es que la calidad de la educación no tiene nada que ver con el método empleado, bien sea presencial, o en línea. Una segunda conclusión es que las Certificaciones en línea seguirán cobrando terreno como importantes activos de los empleados, dondequiera que se encuentren.

Si tienes la oportunidad de actualizar tus competencias en línea, aprovéchala.